jueves, 23 de febrero de 2012

Los tesoros de Editorial Contracultura


La nueva historieta peruana está agitando los cimientos de la gráfica latinoamericana. Con propuestas que deambulan con soltura entre el humor agudo, el realismo de los dolores que no se borran, las historias delirantes y, sobre todo, los espacios para las voces diversas, es un movimiento que crece en intensidad atravesando límites y fronteras.
El epicentro es la editorial Contracultura, dirigida por Benjamín Corzo, quien desde su bien surtida librería del barrio Miraflores abre espacios para la producción local, para nuevos autores y nuevos temas.
Desde su factoría limeña han llegado a PLOP! Galería títulos intrigantes como Islas, de Rodrigo La Hoz, obra ganadora del I Premio Librería Contracultura de Novela Gráfica 201, y la no menos sorprendente Bestia, de Jorge Pérez-Ruibal.  


A ellos se suma la trepidante novela gráfica Las moscas no vuelan de noche, de César Santivañez y Carlos Lavida, y la poderosa Conversaciones en la Ciudad de Cartón (Miguel Det y Agueda Noriega), inspirada en el poeta vanguardista Martín Adán. Del mismo Miguel Det es Novísima Corónica,  un hilarante compendio que nos muestra con acidez y brillo que, en el fondo, para los latinoamericanos pocas cosas han cambiado desde el siglo XVII.
La sonrisa incisiva es también el territorio del humorista gráfico argentino Langer, que suma ya dos volúmenes de afiladas viñetas en Contracultura, y de Juan Acevedo, un maestro de la historieta peruana que bien vale la pena conocer.



Por si fuera poco, Contracultura es también la casa de dos libros conmovedores e intensos como pocos: Rupay (Luis Rosell, Alfredo Villar y Jesús Cossio) y Barbarie (Jesús Cossio) una serie de relatos gráficos sobre la violencia política en Perú entre los años 1980 y 1990 que aprovecha al máximo las posibilidades de la historieta como lugar de miradas, memorias y reflexiones.

Todos invitados a descubrir Editorial Contracultura, sin duda, un nuevo tesoro del Perú

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en nuestro blog. Como política editorial te advertimos que aquellos comentarios u opiniones emitidas desde el anonimato no serán publicadas. Muchas gracias.