miércoles, 4 de marzo de 2015

Una canción y una ilustración: misterio desde Holanda



Por María Isabel Molina

Conocido por crear a la pequeña coneja Miffy, uno de los personajes más dulces y sobrios de la literatura infantil, el diseñador e ilustrador holandés Dick Bruna es también un maestro de las portadas de novelas de misterio, detectives y aventuras.  Sin ir más lejos, sus portadas para novelas de Ian Flemming, el padre de James Bond, son una de genial muestra de la versatilidad que puede llegar a manejar un ilustrador.

En la ilustración para las portada de la serie escrita por el escritor alemán Havank (seudónimo de Hendrikus Frederikus van der Kallen) un personaje de negro que es una silueta graciosa pero misteriosa, suele llevar un  accesorio bajo el brazo que es la clave de la historia que el lector conocerá  en la novela. Convertido en un sello, este personaje se tomó  diversas portadas de la famosa serie que a mediados de los cincuenta se hizo conocida en varios países de Europa.

Los sigilosos pasos del personaje ilustrado, creado por Bruno, se mueven con un swing que los acordes de Central Park Blues, del disco Little Girl Blues (1958), de Nina Simone, van remarcando en forma cadenciosa y segura. Un poco de blues (en un guiño a la Pantera Rosa y la inolvidable combinación entra la ilustración de Friz Feleng y la música de Henri Mancini) para acompañar una ilustración que se convirtió en la marca de una trama oscura y adictiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en nuestro blog. Como política editorial te advertimos que aquellos comentarios u opiniones emitidas desde el anonimato no serán publicadas. Muchas gracias.